martes, 10 de noviembre de 2009

El misterioso color de la eternidad



Una gota y otra.

No nos dimos cuenta.

Entre risas,

la vida nos envenena...

...de a poco.

Nos corroe el oxígeno.

Nos da aliento

mientras nos mata...

...de a poco.

La vida nos mira "mientras tanto",

hasta regalarnos

el misterioso color de la eternidad.



Texto: Lourdes Natalia Zacarías

Imagen: Lourdes Natalia Zacarías

3 comentarios:

Daniel Moreno Gil dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Aida dijo...

Es lo que nos queda, el consuelo de forman parte de la eternidad, de todo aquello que pudo vivir durante un período de tiempo.
No me preguntes por qué, pero la foto me recuerda a mi pueblo :)
Un besazo!

Lourdes Natalia Zacarías dijo...

Daniel! Muchas gracias! Saludos!

Aida: Que bueno que te recuerde a algo :) Es mucho. Gracias! Besos!