viernes, 16 de noviembre de 2007

Solsticio tardío


La playa llorada de ceibos
Extiende su alfombra nocturna
De terciopelo granate, adormecida
Ante aquel momento naranja
Ahí dnde, sutil, agita el sol su venganza
Hiriendo a la tarde en un destello final
La oscura silueta de los eucaliptos
plumas negras escriben
un mensaje al cielo
Que se oscurece de tanto oirlos
En las calles azules que trae la luna
Y esas nubes sin nombre
Que de noche no existen
Tomaron prisionero al verano
Las escarchas brillan y el sol... tararea unos rayos... lejos
N.Z

1 comentario:

STELLA MARIS TABORO dijo...

Que bellas imágenes en tus versos, una fotografía con tintas del corazón ! Felicitaciones!
Stella Maris